Telemedicina y dispositivos wearables = medicina moderna, eficiente y preventiva

Telemedicina y wearables

Telemedicina y dispositivos wearables = medicina moderna, eficiente y preventiva

La Telemedicina es la evolución y modernidad del proceso de atención en salud que un paciente puede recibir de forma primaria. Los wearables (dispositivos vestibles) y el Internet de las Cosas (objetos conectados a la Red) permitirán una medicina más eficaz y preventiva a un costo inferior, y lo más importante, salvará vidas, por la oportuna atención y gestión del paciente.

La cuarta revolución, llamada digital, ha traído avances en la forma cómo accedemos a diversos servicios, entre ellos, la atención en salud. La telemedicina con la crisis de la pandemia ha cobrado fuerza, nos han comenzado a atender por medio de tele-consultas, y este, es el primer paso para que la Telemedicina dé un salto adelante.

Los wearables y el Internet de las cosas van a cambiar la forma de practicar la medicina, de un modelo basado en el tratamiento a otro centrado en la prevención, que resulta mucho más económico y eficaz, ya que permite controlar nuestra salud en todo momento, detecta riesgos y evita muchas crisis y hospitalizaciones. Mantener la conectividad de un paciente con su médico tratante y con sus familiares es una mejora sustancial en la prevención de riesgos en pacientes de riesgo, como los diabéticos, hipertensos, entre otros, que, con la ayuda tecnológica de un dispositivo wearable, una plataforma de asistencia en telemedicina y un staff de profesionales dispuestos a atender al paciente, hacen de la solución, una potente herramienta a la hora de salvar vidas.

El uso más extendido de los wearables, en forma de pulseras y relojes inteligentes (smartwatches) es la monitorización de la actividad física, y es lo que explica su crecimiento. “Estas Navidades se calcula que al menos se duplicará la venta de wearables, ya que en un solo objeto aúna distintos motivos de regalo: tecnología de vanguardia, moda y utilidad para la salud”, señala Carlos Mateos, vicepresidente de AIES y organizador del Congreso Nacional de Wearables y Big Data en Salud. En Estados Unidos, el sector en el que más está aumentando la venta de wearables después del de fitness es el de los bebés, ya que “muchos padres quieren poder detectar en todo momento cualquier alteración del sueño, respiración, temperatura o incluso Ph en la orina”, lo que supone una cibercondria injustificada”, añade.

Detección de arritmias

Sin embargo, donde los wearables están demostrando mejor sus beneficios es en el control de pacientes crónicos y personas dependientes. Así, en la jornada se presentarán los resultados de un proyecto del servicio de Cardiología.

IoT en salud

Además, la sesión analizará la interactividad entre objetos de uso cotidiano a través Internet, el llamado Internet de las cosas (Internet of Things, IoT). El próximo año habrá 6 mil millones de objetos inalámbricos conectados a Internet, según la consultora Gartner. Las posibilidades en salud se extienden desde el recuerdo de la medicación a la monitorización de los pacientes en su domicilio y en cada paso del proceso asistencial.