La importancia del Automonitoreo de la diabetes

Automonitoreo diabetes

La importancia del Automonitoreo de la diabetes

La diabetes es una enfermedad que se encuentra expandida a nivel mundial, y según los datos de la Organización Mundial de la Salud, al pasar de los años, su prevalencia va en aumento.

De acuerdo a la encuesta de ENSANUT (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición), en el Ecuador, la prevalencia de diabetes es de 1,7% en la población de 10 a 59 años. Esa proporción va en aumento a partir de los 30 años, y a los 50, uno de cada 10 ecuatorianos ya tiene diabetes. Adicionalmente, en el año 2019, la diabetes se colocó en segundo lugar, entre las 10 principales causas de muerte en nuestro país.

Sin embargo, así como la diabetes se ha extendido rápidamente, el tratamiento para la misma también lo ha hecho. Y en tratamiento no solo me refiero a insulina o antidiabéticos orales, sino a todos los equipos, aplicaciones, software, programas, y tecnología en general, que permiten que el paciente con diabetes lleve un mejor control de su glucemia.

Aquí es donde nace el automonitoreo. Procedimiento por el cual una persona, a través de una muestra de sangre capilar, puede conocer su nivel de glucemia en el lugar y momento que desee. Según organizaciones como la Asociación Americana de Diabetes (ADA) o la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), el automonitoreo de glucemia (AMG) se ha convertido en un pilar fundamental para el cuidado y control de los pacientes con Diabetes Mellitus.

Este procedimiento tiene como objetivo lograr que el paciente cumpla con las metas de control glucémico establecidas por el profesional de la salud. De acuerdo al seguimiento de los resultados, el médico puede personalizar y modificar el tratamiento cuando sea necesario. Permite que tanto el paciente, familiar o cuidador realice ajustes en la alimentación, actividad física o medicación, de acuerdo a los resultados obtenidos, siempre y cuando haya un asesoramiento previo.  Al realizar este tipo de ajustes, el paciente puede empoderarse sobre su enfermedad.

La Diabetes Mellitus es una enfermedad, que hasta la fecha, no tiene cura; sin embargo, cumpliendo con sus pilares fundamentales de tratamiento: alimentación saludable, actividad física diaria, medicamentos y automonitoreo, esta enfermedad no va a incidir en la calidad de vida de la persona que la padece. Dependerá en gran parte de las decisiones y el cumplimiento del paciente, que pueda evitar complicaciones y llevar un estilo de vida normal.

Autor: Diabetes Care – Roche Ecuador S.A.